Informe del ISEPCi y Barrios de Pie: 49% de niños están malnutridos.

Informe del ISEPCi y Barrios de Pie: 49% de niños están malnutridos.

12 junio, 2017 0 Por af175026

El dato surge de un informe presentado el viernes pasado en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el ISEPCi (Instituto de investigación social, económica y política ciudadana) en conjunto con Barrios de Pie. Los estudios se realizaron en base a la situación alimentaria de los menores que asisten a los comedores de la organización social.

(LNS – 12-06-2017) Marcos Caviglia -médico pediatra del Centro de Atención Primaria de La Salud de San Martín quien formó parte de la investigación- afirmó: “La principal causa de muerte en Argentina son los problemas cardiovasculares por tener sobrepeso y alto colesterol. Estos chicos que en nuestro estudio figuran como números tienen historias, nombre y apellido. José de 2 meses va a arrastrar la obesidad por el resto de su vida, tiene más chance de tener asma o enfermedades respiratorias. Son Chicos que parten 13 escalones más abajo que el resto. Son niños y niñas que probablemente no terminen el secundario o el primario. Según el indicador del Índice de Masa Corporal, sobre un total de 706 niñas, niños y adolescentes de 2 a 19 años, el 49% se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición, con prevalencia de 21% sobrepeso y 25% de obesidad, 2% de Riesgo de Bajo Peso y 1% de bajo peso. El mismo indica que en la primera infancia, de 2 a 6 años, sobre un total de 225 niños presentan malnutrición el 48%; entre 6 a 12 años, de un total de 352 niños, alcanza al 54%; de 12 a 19 años, de un total de 129 adolescentes, se registra un 37% de malnutrición”.

En la presentación del Informe estuvieron presentes el Defensor del Pueblo de la Ciudad Alejandro Amor, Walter Córdoba de Barrios de Pie, Laura Lonatti directora del ISEPCi, Marcos Caviglia -médico pediatra del CAPS 3 San Martín-, Laura Velasco -miembro del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires-, Roberto Baigorria -titular del Consejo de Organizaciones Sociales de la Defensoría del Pueblo CABA- y todas las mujeres que formaron parte de la investigación sobre la talla y el peso de los niños que se encuentran en los mismos barrios donde ellas viven.

Laura Lonatti explicó: “Construimos indicadores antropométricos que nos permiten ver si un niño se está desarrollando bien o mal. Calculamos el peso y la talla en relación a la edad. Ahora, sabemos qué le está pasando a cada niño que acude a nuestro merendero. Nuestra estadística tiene cara, tiene nombre y tiene apellido. La vemos todos los días. Finalmente, en la ciudad hay una situación de inseguridad alimentaria. Hay muchas familias que no acceden en calidad y cantidad necesaria a la dieta básica.

Por su parte Alejandro Amor expresó: “La problemática de la salud posee una demanda social muy intensa, el año pasado hicimos una actividad sobre cocina saludable en Piletones y en la villa 1 11 14. Juntamos 600 personas. Si lo pudimos hacer desde la Defensoría, el Estado tendría que poder hacerlo”.

Vilma González que forma parte del Comedor “Las Lomitas” en Barracas fue una de las mujeres que estuvo en las capacitaciones y las mediciones de cada uno de los niños y niñas, afirmó: “Yo quisiera pedirles que no termine todo acá, que podamos ayudar a cada familia que tiene hijos con sobrepeso. Todas la mamás me preguntaban “¿Cómo salió mi hijo? ¿Cómo sigue esto?” Fue una muy linda experiencia”.

Por su parte Laura Velasco dijo: “Es más que importante replantearnos qué está pasando con los comedores escolares. Uno de cada dos pibes tienen malnutrición. Esa alimentación que se está dando en la escuela pública tampoco es indicada nutricionalmente. Llena, pero no nutre. Hoy tenemos una niñez y adolescencia en riesgo. Nos conmueve, nos preocupa y nos tiene que ocupar. Cuando algunos dicen los jóvenes son peligrosos, nosotros preferimos decir, los jóvenes están en peligro.

Por último Roberto Baigorria concluyó la actividad sosteniendo: “La salud de la población y en particular la de los niños es un derecho humano y debe ser protegida por el Estado, sin embargo, lamentablemente llevamos más de 20 años de un terrible deterioro para los trabajadores formales y esto se acentúa en aquellos trabajadores de la economía popular que dependen de la salud pública. Una sana nutrición, hace a una mejor salud. Esta tarea llevada adelante por Barrios de Pie la debería haber sido realizada por el Ministerio de Salud articulada con el Ministerio de Educación teniendo la evolución del crecimiento de cada infante. Una vez más las organizaciones sociales llegan a donde el Estado no”.