Hasta el fondo… Ajuste, salarios a la baja, devaluación. El principio del fin

Hasta el fondo… Ajuste, salarios a la baja, devaluación. El principio del fin

8 junio, 2018 0 Por Carlos Gaspari

El Gobierno no puede salir de la crisis que él mismo generó. Podemos pensar en 50 mil millones de razones en Stand By(e)

(LNS – 08/06/2018) Finalmente hay un fuerte retroceso. ¿al 2001? ¿a los 90’s? ¿al ’76? ¿a 1809? ¿o todo junto?. El panorama no puede ser más desolador. Se fugan divisas, el mercado a merced del JP Morgan y aliados (porque amigos no tienen). El gobierno a merced del mercado. Los pobres a merced del (des)interés del gobierno. Sin capacidad productiva. Sin inversión en bienes de capital. Desindustrialización. Y una enorme deuda que exige (ahora sí) un ajuste brutal.

¿Quién va a pagar el ajuste? ¿Cuál es el plan económico del gobierno? ¿y el político?. ¿Cómo van a encarar el gran desmantelamiento de las economías regionales? ¿se les fue de las manos o vinieron a esto? 50mil millones de interrogantes. ¿Las respuestas? Ajustes y mas ajustes. Salarios a la baja. Lebacs al alza. Total normalidad.

Finalmente el gobierno de CEOs mostró la hilacha. Ya no se puede esconder la basura debajo de la alfombra. Ayer intentaron explicar lo inexplicable: El crédito Stand By del FMI será por U$S 50.000.000.000 En criollo: 50mil millones de dólares. Y no hay un plan productivo con el que piense pagar a futuro el crédito tomado. En definitiva, son 50 mil millones que vienen a licuarse directamente en la timba financiera.

Otro condicionamiento grave: el gobierno no controlará la inflación este año. Con lo cual piensan, (tal como lo exige el FMI) licuar los salarios (ya anunciaron congelamiento por dos años en el sector público). Otra pregunta clave, ¿hasta dónde se puede estirar el bolsillo de la clase media?

Cuando auguramos el principio del fin nos referimos principalmente a la creación de esta burbuja en la que hay pocos ganadores (pensemos que hay ministros con la plata en el exterior) y millones de perdedores. Quienes además quedamos con una deuda a 100 años.

Las tarifas seguirán subiendo. Porque otra de las exigencias del FMI para prestarle 50 mil millones al sistema financiero es seguir eliminando subsidios. Y por supuesto, congelar jubilaciones.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció también un recorte en lo que ellos consideran “gasto público, con una meta del 2,7% para 2018, centrado en una reducción drástica de los subsidios. Por la dolarización de los ingresos de las energéticas y con la corrida cambiaria de abril y mayo, a las claras estamos ante un nuevo tarifazo.

Además se recortará el “gasto” (para usar los términos de los liberales) En obra pública. Menos dinero circulante. Menos consumo.

La gran pregunta que no responde el gobierno. ¿Cómo van a generar un circulo económico virtuoso y productivo que pueda enfrentar los futuros vencimientos de esta deuda? ¿Cuál es el plan económico? ¿Cómo se frena la desindustrialización, como se invierte en producción, con tasas de interés altísimas y Lebacs al 40%?

Para ser más concretos: si fueras empresario, y tenés que decidir entre invertir en una fábrica de zapatillas o comprar Lebacs, que cada cien pesos te paga 40 a fin de año (osea, en un año recuperaste la inversión y ganaste el 40% más, podes salir cuando quieras, comprar dólares y llevártelos afuera sin restricciones), ¿que harías?

Así está el gobierno. Esta es la situación del mejor equipo de los últimos 50 años. Pusieron 5ta y llegaron hasta el fondo con las medidas que pensaban tomar. Alguna que otra cosita se les fue de las manos. Pero de seguro, el Dream Team de los CEOs entendió a las claras que cada “crisis es oportunidad”. Ni ellos ni sus empresas pagarán el ajuste. Lejos de ello, sus patrimonios crecen, mientras los barrios se desangran. O empiezan a hacerlo.