Detuvieron a un joven por pedirle a un policía que no hable por celular mientras manejaba

Detuvieron a un joven por pedirle a un policía que no hable por celular mientras manejaba

9 febrero, 2017 0 Por af175026

Pasó en la localidad bonaerense de Ayacucho, que encabeza el intendente PRO Pablo Zubiaurre, cuando el joven, militante de “La Cámpora” iba en bicicleta a colaborar con tareas que la organización kirchnerista iba a desarrollar en un barrio para ayudar a familias afectadas por el temporal.

(PA 8-2-2017) Otro hecho de violencia institucional contra militantes políticos ocurrió en un distrito de la provincia de Buenos AIres. En este caso se repiten dos factores: que fue un municipio gobernado por Cambiemos, y que es contra un joven de una organización política opositora. Es que el lunes por la tarde en la localidad bonaerense de Ayacucho, que encabeza el intendente macrista Pablo Zubiarre, el joven Iván Di Sábatto fue arrestado por pedirle a un policía que no usara su teléfono mientras manejaba.

El militante de la organización política kirchnerista se dirigía en su bicicleta a colaborar con las tareas que realizan en un barrio para ayudar a familias afectadas por el temporal.

“Ahora parece que andar con una remera de una organización política y decirle a un policía que no hable por celular mientras maneja es un delito”, denunció el joven militante esta mañana en una conferencia de prensa, acompañado por un grupo de concejales, el diputado provincial José Rossi y el presidente del PJ local, Darío David.

Di Sábatto relató ante medios locales que “el lunes iba por avenida Solanet yendo al barrio El Embarcadero para ayudar a los vecinos que sufrieron las consecuencias del temporal con la remera de La Cámpora, cuando por la calle Yrigoyen pasé un patrullero policial que no tenía balizas ni patente y adentro el personal que lo manejaba iba hablando con su teléfono celular”.

“Con la única mano que tenía libre, porque llevaba en la otra la pala y la escoba, le hice la seña de que no manejara con el teléfono porque era peligroso. A los pocos metros, el patrullero me detuvo, me preguntó prepotentemente qué me sucedía, si tenía algún problema a lo que le dije calmadamente que dejara el celular al manejar ya que era una efectivo de Policía. Ante eso, me respondió que hacía lo que quería con el teléfono y que no molestara”, explicó Di Sábatto.

Tras de eso, los requisitos policiales continuaron: “Después me pidió que me identifique, le di mi nombre y apellido y cuando me pidió la documentación, como no la tenía ya que iba a una jornada solidaria a trabajar en zanjas y cunetas, agarraron la bici, la escoba, la pala, me cargaron al patrullero y me llevaron al Hospital”.

“En el camino (el oficial) me venía insultando y amenazando que me iba a dar una paliza si no me callaba y después del hospital me llevaron a la comisaría donde me siguió insultando y cuando me sentaron en una butaca, ante todo el personal policial, me gritó que si me hacía ‘el loquito’ me iba a poner los ganchos”, denunció el joven.

“(Después) me llevaron a la oficina de la oficial a cargo donde ya tenía redactado de lo que se me acusaba, de haber desafiado a la Policía, de haber sido yo el prepotente y que me había negado a identificarme, y nada de eso pasó. Lo único que hacía era ayudar con una pala y una escoba y pareciera que andar con una remera de una organización política era el delito. No pude llamar a mis familiares y me sacaron el teléfono”, completó.

Di Sábatto detalló lo ocurrido en una conferencia de prensa en que, además, adelantó que se realizará la denuncia pertinente donde se darán a concer los nombres de los oficiales que participaron en el amedrentamiento. Por su parte, el diputado José “Cote” Rossi señaló que aún están “esperando que el Intendente (Pablo Zubiaurre) haga público su repudio”.

En ese sentido, precisó que se dirigirán hacia la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, para que intervengan: “No queremos pensar que hay una bajada de línea política que lo ocurrido en Ayacucho como en otros lados con situaciones parecidas y más graves, donde ha habido agresiones físicas. Queremos que separen del cargo a los oficiales que estamos denunciando como el Comisario tendrá que dar explicaciones”.

Por su parte, el presidente del PJ local, Darío David, aseguró que “esto no es casual y acá hay un Intendente que es el principal responsable”. “Como lo fui yo cuando fui Intendente”, puntualizó el dirigente, y agregó que por eso considera al jefe comunal PRO como “único responsable, porque la Policía no toma ninguna determinación sino es con la orden del Intendente”.